¿Cuánto consume el horno eléctrico?

consumo eléctrico de un horno

El horno eléctrico es un electrodoméstico común en las cocinas de que se encuentra en la mayoría de los hogares. Desde hornear pan hasta cocinar al vapor, hay muchas formas de cocinar en el horno, y además son formas muy sanas, ¿Pero cuánto te está costando en la factura de electricidad?

Y es bien sabido que los hornos pueden consumir mucha energía, aunque cada vez más hay modelos de alta eficiencia energética orientados a un consumo más eficiente. La mayoría los modelos alcanzan entre 150ºC – 300ºC, por lo que en general consumen entre 2.000 a 5.000 vatios, y un horno eléctrico promedio usa alrededor de 2400 vatios a fuego medio a alto.

El consumo varía en función de la potencia del modelo y la temperatura de cocción, de modo que si tienes tener el horno en funcionamiento a unos 1.300 vatios durante una hora, a plena potencia, el consumo será de 1,3 kilovatios / hora, de modo que para saber el coste en euros, mira el precio del kilovatio / hora reflejado en tu última factura y multiplicarlo por el consumo, es decir por 1,3 kilovatios / hora.

Para estar seguro, nuestra recomendación es que mires en el manual de tu horno, el consumo medio de tu electrodoméstico. Según la OCU el consumo estándar de un horno eléctrico oscila entre 1,200 a 2,200 kW.

Se considera que un horno eléctrico es eficiente si alcanza los 180 grados de temperatura consumiendo hasta unos 0,85 kWh. Optar por un horno.

Consejos para ahorrar en el consumo de horno

Existen varios trucos y consejos que nos pueden ayudar a ahorrar en el consumo de electricidad, lo que repercute en nuestro bolsillo en forma de ahorro en la factura, además de favorecer un uso más eficiente y ecológico. Hay que cuidar nuestro planeta.

Evita abrir la puerta del horno: Este consejo es sencillo pero muy eficaz. Al abrir la puerta del horno lo que ocurre es que hace que libere calor haciendo que pierda temperatura en el interior, por lo que tiene que volver a calentar para alcanzar la temperatura de cocción seleccionada. Si evitamos abrir la puerta del aparato conseguimos ahorrar energía, y además evitamos en algunos casos estropear la receta, principalmente cuando se tratan de masas dulces.

¿Precalentar el horno? Si la receta requiere un largo tiempo de cocción, por ejemplo superiores a 1 hora, entonces no es necesario precalentar el horno, no obstante, si se trata de una cocción rápida, por ejemplo para hacer pizzas, entonces sí que merece la pena.

Planifica los platos y hornea varios a la vez: Otro truco interesante para usar el horno de manera eficiente es elaborando varias recetas a la vez para aprovechar el calentamiento del aparato.

Aprovecha el calor residual: Apaga el horno unos 10 minutos antes de finalizar la cocción para aprovechar el calor residual del aparato para terminar de cocinar los alimentos.

Y siempre que sea posible, lo más recomendable es comprar un horno energéticamente eficaz, es decir, un modelo de clase A o superior. La mayoría de los modelos de gama media son A+ o A++ y los modelos de alta gama suelen ser A+++.