Horno de vapor, ventajas e inconvenientes

ventajas del horno con vapor

La cocina al vapor es una técnica culinaria muy antigua que permite cocinar alimentos de forma más sana, ya que no se necesita utilizar grasas para cocinar y los alimentos conservan todos sus nutrientes, vitaminas y minerales. Y los alimentos preservan todo su sabor, textura y aroma.

Con esta premisa no es de extrañar la creciente demanda de hornos a vapor, y en respuestas, las grandes marcas cada vez sacan más modelos de hornos a vapor. Y dado que en una cocina necesitamos algo versátil, ¿cierto? La gran mayoría de los modelos son multifuncionales, es decir, que además de cocinar al vapor, también incorporan todos los demás modos de cocción de un horno tradicional, pero no nos distraigamos, a continuación te hablamos de los pros y contras asociados con el horno a vapor.

Ventajas

El boom de la cocina al vapor se debe a las muchas bondades que aporta esta técnica de cocción. Si estás buscando una forma de comer sano sin renunciar a disfrutar de deliciosas recetas, la cocina al vapor es para ti. ¡Toma nota!

✅ Recetas más sanas: La cocción al vapor permite que los alimentos conserven mejor sus nutrientes, vitaminas y minerales, y además favorecen a una mejor asimilación de los nutrientes y mejor digestión.

✅ Menos calorías: No es necesario añadir aceite o grasa para cocinar al vapor, de modo que las recetas son más ligeras.

✅ Más sabor y mejor textura: Este procedimiento de cocción permite que las verduras mantengan su color, sabor y textura original, lo que se traduce en un sabor más intenso. Los alimentos no pierden su jugo natural, y eso ayuda a que el resultado sea más sano y más sabroso.

✅ Cocción al punto: Otra de las ventajas de cocinar al vapor es que los alimentos no se queman ni tampoco se pegan en el recipiente. Además, los hornos a vapor permiten añadir vapor en distintas intensidades, lo que permite ajustar la cantidad de vapor a las necesidades de la receta.

Y ahora algunas ventajas más relacionadas con la usabilidad del aparato en si. Por ejemplo, si eres de las que busca mantener tu cocina y horno limpios sin mucho esfuerzo, te gustará saber que cocinar en un horno de vapor genera mucha menos suciedad en comparación con un horno convencional, ya que no se suelen elaborar platos aceitosos y grasientos. También hay menos probabilidad de que se produzcan en desbordamientos y salpicaduras, algo que suele asociarse a los hornos convencionales.

Desventajas

Los hornos a vapor incorporan un tanque de agua extraíble. Es necesario mantener el deposito de agua lleno para poder generar vapor de agua para cocinar los alimentos. Como puedes imaginar, eso requiere una acción extra que en los hornos eléctricos tradicionales no se hace necesario.

Además, cocinan a temperaturas más altas que un horno convencional para garantizar resultados de cocción óptimos. Y aquí viene otra desventaja, el vapor está increíblemente caliente, por lo que tendrás que esperar un rato antes de abrir la puerta del horno para sacar el plato.

La mayoría de las personas que optan por la cocción al vapor consideran que la mayor desventaja es que no pueden dorar los alimentos, ni conseguir hornear cortezas crujientes, lo que esencialmente limita el uso del horno para hornear postres, verduras y platos de pescado, salvo que optes por un horno a vapor multifunción que incorpore varias funciones de cocción para que puedes elaborar todo tipo de recetas.

Si quieres comprar un horno a vapor, echa un vistazo al TOP 5 de los mejores hornos a vapor y elije el tuyo.

Leave a Comment